lunes, 14 de noviembre de 2011

DICKENS, LA CRÍTICA A LA SOCIEDAD INDUSTRIAL

Hemos comentado en clase que para conocer las trasformaciones sociales motivadas por la Revolucíón Industrial un autor que refleja y critica desde su pluma a la Inglaterra industrial del siglo XIX es Charles Dickens.



En sus novelas  retrata a la nueva clase proletaria, la miseria, inmundicia y la explotación en las sucias y feas calles del Londres industrial. Así nos describe a esta ciudad en su novela Tiempos difíciles:


“Era una ciudad de ladrillos colorados, o más bien de ladrillos que habrían sido colorados, si el humo y las cenizas lo hubiesen permitido; pero tal como estaba, era una ciudad de un rojo y de un negro poco natural, como el pintado rostro de un salvaje. Era una ciudad de máquinas y de altas chimeneas, de donde salían sin descanso interminables serpientes de humareda, que se deslizaban por la atmósfera sin desenroscarse nunca del todo. Tenían un canal obscuro y un arroyo que llevaba un agua enturbiada por un jugo fétido, y existían vastas construcciones, agujereadas por ventanas, que resonaban y retemblaban todo el santo día, mientras el pistón de las máquinas de vapor subía y bajaba monótonamente, como la cabeza de un elefante enfermo de melancolía. Contaba la ciudad de varias calles grandes, que se parecían entre sí, y de infinitas callejuelas aún más parecidas unas a otras, habitadas por gentes que se parecían igualmente, que entraban y salían a las mismas horas, que pisaban de igual modo, que iban a hacer el mismo trabajo, y para quienes cada día era idéntico al anterior y al de después, y cada año el vivo reflejo del que le había precedido y del que iba a seguirle”.


Una de las novelas de Dickens más conocidas y en las que la crítica social fue mayor es Oliver Twist. Se trata de un relato sobre la infancia abandonada y los reformatorios decimonónicos ingleses. Retrata la pobreza de los más desprotegidos en una sociedad en la que los niños no gozaban de la protección a la que hoy estamos acostumbrados. Por ello, los niños, en el mejor de los casos, trabajaban en las fábricas como los adultos aunque con un sueldo menor, y en el peor de los casos se veían obligados a mendigar. Para nuestro beneficio esta novela ha sido adaptada en múltiples ocasiones a la gran pantalla. La última, por parte de Polanski:




Lo peor de todo es que después de leer a Dickens nos damos cuenta de que sus personajes, por desgracia, son eternos, el Oliver Twist de la Inglaterra del siglo XIX bien podría ser Jason Pino de Medellin. (Buscad un poquito de tiempo para este magnífico reportaje de En Portada).  

¿Encontrais algun vínculo entre la crítica de las novelas de Dickens y el relato de En Portada?

Un post anterior sobre la Revolución Industrial y la infancia aquí.

6 comentarios:

  1. Una película que describe bastante bien los inicios de la nueva clase proletaria, y haciendo hincapié en la explotación de niños y el intento de supervivencia de estas personas.
    Ismael Abbad.

    ResponderEliminar
  2. !Bienvenido el primer comentario de la temporada!. Como bien dices la película es un reflejo del surgimiento de la sociedad industrial y de las dificultades de la clase trabajadora. Podría ser una buena opción de película una vez acabeis la de Amadeus, si os parece bien.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que me ha sorprendido mucho la similitud entre la descripción de Dickens y el reportaje, sinceramente, no me había a parado nunca pensar en la relación entre estos barrios y fabelas y los barrios obreros de los siglos XVIII y XIX (los cuáles se parecen bastante). La verdad es que no he acabado de ver el video, he visto solo unos 20 minutos, pero me ha impresionado mucho, lo terminaré de ver. Me parece un poco increíble que aún no hayammos aprendido sobre los errores que cometimos en el pasado y hoy en día sigamos cometiendo esos mismos errores. He leído la descripción del reportaje y coincido con la opinión del periodista, creo que la sociedad escluye (en la mayoría de los casos)a la gente nacida en barrios marginales y esto provoca, normalmente, que esa gente acabe en la droga o cometiendo actos ilegales. Creo que a nuestros ojos, estas situaciones nos parecen lejanas, que no nos influyen y que son más propias del pasado, sin embargo es una realidad dura y existente a día por hoy, por ello creo que se debería de concienciar más a la gente sobre estos temas. Y presionar a esos países que aún permiten que tales situaciones ocurran.

    ResponderEliminar
  4. Magnífica reflexión Marco. Entiendo que no hayas visto el video completo, mejor estudiar para el examen de mañana, pero es una buena opción para un día que tengas un hueco, y de hecho esa era mi opción que lo viéseis en un momento de relax.

    ResponderEliminar
  5. Profe, que ya me he terminado el reportaje de Jason Pino, muchas gracias por subirlo me ha gustado mucho, aunque me parece que las imágenes son muy duras, pero gracias, creo que es la primera vez que veo esa realidad mostrada de una forma neutral, sin censura ni cortes. Un post muy bueno! Hasta mañana!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado, de hecho es una de los documentales más vistos de En Portada. Suscitó muchas opiniones, al menos nos hace reflexionar sobre realidades que aunque nos pillen lejanas existen y son por desgracia demasiado comunes en algunos lugares del planeta.

    ResponderEliminar