lunes, 21 de febrero de 2011

MAINE NO ES SÓLO ES EL NOMBRE DE UN ESTADO DE U.S.A.

Maine no es sólo el nombre de un Estado de Estados Unidos, es al mismo tiempo la escusa con la que los norteamericanos nos plantaron cara en la guerra que teníamos con las últimas colonias (Cuba, Puerto Rico y Filipinas). Hace sólo unos días, el 16 de febrero, hizo 113 años que entramos en guerra con el gigante norteamericano. Así nos lo cuenta la entretenida Nieves Concostrina. 


¿Conociaís este suceso de nuestra historia? ¿Qué os parecen las estrategías de los norteamericanos?

jueves, 17 de febrero de 2011

EL ARTE DE ESTOS SALVAJES NO ESTÁ NADA MAL

Bien sabemos que el interés de los blancos en los territorios indómitos de África y Ásia no era conseguir materias primas baratas, ni trabajadores sumisos, o mercados que comprasen lo que ellos fabricaban, era sin duda instruir a esos pobres salvajes que no creían en Jesucristo, que hablaban lenguas incivilizadas, en ocasiones sin escritura y que portaban taparabos. Sin embargo, resulta curioso que les atrayesen las manifestaciones artísticas de estos rudos salvajes incultos e incivilizados. Por ello, al mismo tiempo que traían barcos cargados de té o algodón otros iban cargados de esculturas, vasijas o enormes edificios transportados piedra a piedra. 



Fueron los grandes imperios coloniales los que  en mayor medida hicieron suyo el lema de cualquier quinceañera en plena discoteca de "arraso por donde paso". De esta forma consiguieron compilar importantísimas colecciones de arte de aquellos países que controlaron colonialmente. 

De esta forma si quereis ver el Partenón en conjunto debereis marchar primero a Atenas para contemplar el templo en su estructura, desde un punto de vista arquitectónico. 




Pero si lo que quereis es admirar las maravillosas esculturas y relieves que adornaban el templo, entonces debereis viajar a Londres, al Museo Británico donde se albergan las esculturas.


Fue Lord Elgin quien decidió llevarse a Gran Bretaña como souvenir unas cuantas piedras griegas. Era embajador de Constantinopla y pudo acceder a estas obras de arte, pues recordemos que Grecia aún no era independiente y pertenecía al Imperio turco. Desde hace años los griegos le reclaman a los británicos lo que entienden como suyo, pero parece que los ingleses se hacen los suecos.





Otro pueblo saqueado fue el egipcio. Si teneis muchas ganas de visitar Egipto y por el momento no os fiais de la situación del país un plan B sería bien poner rumbo de nuevo al Británico o  al Louvre en París. Ingleses y franceses demostraron tener el mismo gusto artísitico y llenaron sus museos de momias, faraones, osiris y demás....


Este de aquí arriba es el famoso escriba sentado que aunque es natural de Egipto tiene desde hace años fijada su residencia en París.

Si echaís un vistazo a la colección del Louvre y del Británico comprobareis que sus museos albergan más obras procedentes de otros países que del suyo propio. 


¿Conociaís el origen de estos museos? ¿qué opinais sobre este tema? ¿Desde vuestra opinión deberían restituirse la obras a sus países de origen?


miércoles, 16 de febrero de 2011

CONQUISTANDO QUE ES GERUNDIO

Para estudiar el imperialismo es básico contar con un apoyo visual, de ahí que pasee y en ocasiones se me olvide en clase el mapa sobre el imperialismo del siglo XIX. Para que aún os resulte más fácil os dejo algunos videos sobre el tema.

Este video os narra el proceso de ocupación del territorio africano.



En este otro vídeo se analiza la época victoriana, periodo en el que Gran Bretaña se convirtió en toda una potencia imperialista, económica y militar.


Además de los documentales, el cine también es un buen apoyo visual, en ocasiones más ameno. El siguiente fragmento es de la película 55 días en Pekin que cuenta la rebelión de los bóxers que tuvo lugar en China en 1900. Como curiosidad os diré que os fijeís bien en la cara de estos chinos porque la mayoría de los extras son madrileños, pues se rodó en los estudios de Samuel Bronston en Madrid.



Y como no, no podía faltar en este recopilatorio Memorias de Africa, en la que se cuenta la historia de un matrimonio danés instalado en una plantación africana. Disfrutad de las vistas y la banda sonora.